ARCHIVOS

3 feb. 2010

quitaSOL

Algunas imágenes de un noviembre y un enero en la playa, Maitencillo y alrededores.
Un sol extremo pero que se apacigua con las frías aguas de un mar profundo, pisando las pulguitas y teniendo cuidado con las jaibas, las deslizadas de guata se hacían fugaces. Para acompañar el menú de goces, mi paladar recuerda las frituras rellenas de queso y camarón, luego del salado un buen piscinazo al agua dulce.
Esto es lo feliz que me quedo de ese viaje, anulando todo lo negativo que se presento en un diario vivir.

No hay comentarios: